Tomas Kalas seguirá militando en el Chelsea durante las próximas cuatro temporadas. Eso sí, para poder defender la meta de los blues tendrá que esperar, como mínimo, hasta el curso que viene, ya que tras ampliar su compromiso con la entidad londinense se ha marchado cedido al Fulham.

El zaguero checo, de 21 años, aterrizó en Stamford Bridge allá por el año 2010 y desde entonces ha vivido sucesivas cesiones en Sigma Olomouc, Vitesse, Colonia, Middlesbrough y el citado Fulham, conjunto en el que ya militó la pasada campaña.