A sus apenas 18 años, y con un más que brillante futuro ante si, el joven atacante inglés Ike Ugbo abandona la disciplina del Chelsea. Lo hace por medio de una cesión, dado que apenas iba a disfrutar de continuidad en las filas del conjunto de Londres durante la temporada que viene debido al notable nivel con el que cuenta la plantilla de Antonio Conte.

Así, el jugador se marcha al Barnsley, equipo con el que disputará la Championship (segunda categoría del fútbol inglés) e intentará disfrutar de cierta continuidad. Su objetivo no será otro que el de mostrar y valía y regresar a Stamford Bridge más formado como jugador.