El Deportivo de La Coruña no ha querido lidiar con mayores problemas a la hora de hacerse con los servicios de Quique González. El Osasuna no estaba dispuesto a desprenderse del atacante pucelano de 28 años, por lo que el cuadro gallego se ha remitido a abonar los 1’7 M€ de su cláusula de rescisión.

El futbolista, que la pasada temporada disputó 44 encuentros con la elástica del equipo de Pamplona, anotó 5 goles en su cuenta particular. Ahora, se compromete con su nuevo equipo hasta el 30 de junio de 2022, esperando lograr el deseado ascenso de categoría.