El problema agudizante bajo palos tiene un nuevo nombre que viene dispuesto a atajarlo y competir con Rubén Martínez por el puesto. Se trata de Maksym Koval (25 años). El hasta ahora guardameta del Dinamo de Kiev se incorpora a las filas del Deportivo de la Coruña hasta final de temporada, con opción de compra obligatoria en caso de permanencia.

El ucraniano, titular indiscutible en su anterior club, probará sus cualidades en este salto a una gran liga. Koval, que estuvo ayer presente en la abultada derrota sufrida por el Deportivo de La Coruña ante el Real Madrid, se mostró confiado tras aterrizar en la ciudad gallega: «Estoy muy contento de estar aquí y voy a hacer todo lo posible por ayudar a los compañeros y al equipo a subir posiciones [...] Yo creo que va a cambiar todo y que vamos a subir».