Convertido en una de las grandes prioridades del Real Valladolid de cara a seguir mejorando la plantilla con la que contará el próximo curso en Primera División, Omar Ramos, ya ha llegado a un acuerdo con el Tenerife a fin de desvincularse y de este modo ser libre para elegir donde se encontrará su destino.

Así, según destacó el propio Quique Medina –director deportivo tinerfeño-, se trata de una solución «buena para el Tenerife y buena para el chico», añadiendo además que «Lo importante es que ya se ha desvinculado definitivamente después de unas negociaciones largas con las que llevamos todo el verano».