Un jugador que ha estado en la cuerda floja en el AC Milan durante todo el verano ha sido André Silva. Después de no haber superado el pertinente reconocimiento médico con el AS Mónaco, el ariete se marcha finalmente a la Bundesliga. El Eintracht de Frankfurt acoge con los brazos abiertos a su nuevo killer, quien está llamado a ocupar el vacío que ha dejado Luka Jović después de asumir el reto de irse al Real Madrid.

André Silva tiene cualidades más que suficientes para triunfar en Frankfurt, donde Adi Hütter confía plenamente en explotar al máximo las virtudes del luso, de 23 años. Su mejor versión quedó reflejada en el tramo inicial de su andadura en el Sevilla FC a lo largo del pasado curso, dado que llegó a liderar la clasificación de máximos realizadores en LaLiga Santander. ¿Podrá triunfar en su travesía en el Eintracht?