Tal y como cabía esperar, Pau López (23 años) no continuará vinculado al Espanyol la próxima temporada. El arquero, que acaba contrato el próximo 30 de junio, ha mantenido una relación de amor-odio con el club blanquiazul en los últimos tiempos y ha optado por cambiar de aires al término del curso.

«No continuaré vistiendo la camiseta del Espanyol. Ha sido un año complicado. He estado al margen de las informaciones y creo que es el momento de explicar los motivos de mi marcha. No hablare mal del Espanyol, el club que me ha formado, con el que he debutado en Primera, pero creo que las gestiones no han sido las correctas (...) No me voy por dinero, sino por no sentirme valorado por esa persona que representaba al club», explicó en rueda de prensa.