El Espanyol también aprovecha estos compases iniciales del mercado de fichajes para anunciar sus tres primeros movimientos, que en este caso son de salida, pues se acaban de confirmar tres.

Jairo Morillas abandona el club, igual que el cotizado portero Pau López, quien acababa contrato en poco más de un mes. En cuanto a Carlos Sánchez, volverá a la Fiorentina tras su cesión.