El Espanyol ha hecho oficial la renovación de dos de sus principales pilares. Se trata de Kiko Casilla y de Víctor Sánchez, los cuales han llegado a un acuerdo para prolongar su vínculo con los periquitos hasta 2018.

En el caso del portero, de 27 años, parece ser el paso anterior a una futura venta, ya que las negociaciones han tenido como punto divergente una reducción de la cláusula de rescisión. En cuanto al ex del FC Barcelona, se trata de un premio a las tres grandes temporadas que ha realizado.