Al igual que Ermedin Demirovic, el extremo valenciano Nando García también ha abandonado las filas del Sochaux francés, conjunto en el que actuaba como cedido, para iniciar una nueva aventura en Segunda. El futbolista del Deportivo Alavés se ha comprometido con el Extremadura, escuadra en la que actuará en calidad de cedido hasta el término del curso.

«El valenciano se formó en las categorías inferiores del Valencia y debutó en el Mestalla de Segunda División B, siendo considerado una de las grandes promesas de la cantera ché. Jugó en Segunda División en Córdoba y Oviedo antes de firmar por el Deportivo Alavés. El pasado año también jugó en Segunda División en las filas del Lorca», explica el comunicado hecho público por el cuadro extremeño.