El Extremadura quiere aprovechar el mercado de fichajes. El recién ascendido a Segunda División se está moviendo con presteza a fin de cerrar una serie de adquisiciones que le permitan configurar una plantilla de garantías. El reto será el no pasar apuros en su regreso a la categoría de plata y atreverse incluso a soñar.

La escuadra azulgrana acaba de hacer oficial una nueva incorporación. Se trata de Borja Granero, futbolista de 28 años que aterriza con la carta de libertad desde el Racing de Santander después que el cuadro cántabro no le ofreciera la renovación.