La directiva del FC Barcelona acude al rescate de su filial. El equipo dirigido por Gerard López se encuentra inmerso en una crisis de juego y resultados que le ha condenado a la parte baja de la tabla y la entidad ha decidido aprovechar el periodo invernal de traspasos para dar un nuevo impulso a su plantilla.

Así, en las últimas horas, el cuadro catalán ha confirmado la llegada del centrocampista Xemi Fernández (procedente del UE Cornellá, 20 años) y del lateral zurdo Moisés Delgado (Sevilla Atlético, 21), jugadores que aterrizan a coste 0 y que tratarán de echar una mano a un equipo que debe alejarse lo más rápido posible de los puestos de descenso a Tercera División.