Apenas una victoria en los cinco últimos partidos. Ésa es la pésima racha que ha terminado por agotar el crédito de Curro Torres. El preparador no ha logrado dotar al Lorca de la regularidad necesaria para sobrevivir en Segunda División y la directiva ha decidido prescindir de sus servicios.

Hasta que se designe nuevo técnico será el hasta ahora entrenador del filial, Jorge Pérez, quien se haga con las riendas de un conjunto que ocupa el antepenúltimo puesto de la tabla a cinco puntos de la salvación.