Tras muchos rumores y una temporada llena de sinsabores, Míchel ha sido cesado como entrenador del Málaga después de perder ayer en Getafe (1-0) en el último partido de la primera vuelta de la Liga.

El combinado andaluz lleva una campaña complicada, siempre en puestos de descenso, y aunque el jeque ha mantenido al técnico más tiempo de lo que suele ser habitual, finalmente ha decidido cesarlo. Se abre el casting para buscarle relevo.