La aventura de Iñigo Eguaras en el Sabadell ha durado sólo una temporada. Tras salir del filial del Athletic Club, el centrocampista de 23 años ha tenido un buen debut en la Liga Adelante y ha jugado un total de 36 encuentros que le ha servido para recalar en el Mirandés, donde militará durante dos campañas.

Por su parte, el Huesca también cuenta con una nueva incorporación. En este caso, se trata de un guardameta. Óscar Whalley, que ya ha sido presentado, llega cedido desde el Real Zaragoza para defender la portería del equipo. Con sólo 21 años disputó 20 encuentros la temporada pasada.