Campeón de Francia en el año 2012, el Montpellier quiere mejorar sus resultados de la pasada temporada y se ha puesto manos a la obra para reforzar su plantel. Por ello acaba de incorporar a un nuevo jugador.

Se trata de Ryad Boudebouz, centrocampista argelino de 25 años que llega procedente del Bastia, conjunto con el que disputó 38 encuentros (5 goles) el curso pasado.