Dimitar Berbatov ha protagonizado un nuevo cambio de aires. Después de haber defendido la camiseta del Mónaco el último año y medio durante su préstamo desde el Fulham, club con el que terminó contrato en junio, el búlgaro se ha embarcado en un nuevo desafío.

Se ha marchado a la liga griega de la mano del PAOK, que acaba de anunciar su incorporación. A sus 34 años, el talentoso delantero luchará por demostrar su calidad en uno de los clubes más punteros del país heleno.