Tras sus dos primeras y exóticas experiencias en Maccabi Tel Aviv y Chongqing Lifanm, el técnico holandés Jordi Cruyff aterriza en tierras americanas para hacerse con las riendas de la Selección de Ecuador. «Nuestro objetivo es mejorar, ayudar. Es trabajo de todos juntos, porque juntos somos más fuertes y, de nuestra parte, se van a encontrar con una plena dedicación para que la afición esté orgullosa de su selección», reconoció el técnico nada más tomar posesión de su nuevo cargo.

Hasta decantarse por el exjugador del FC Barcelona, la Federación Ecuatoriana de Fútbol tanteó opciones tan variopintas como las del alemán Jürgen Klinsmann, el argentino José Pékerman, los españoles Fernando Hierro y Robert Moreno o el chileno Manuel Pellegrini,