Apenas unas horas después de anunciar la destitución de Davide Nicola, la directiva de Udinese confirmó que será el croata Igor Tudor quien se haga con las riendas del primer equipo. El técnico ya estuvo al frente de la nave en la recta final del curso pasado.

Al igual que hace un año, el preparador tendrá por delante la tarea de evitar que el conjunto bianconero baje a la Serie B. En la actualidad, el cuadro de Friuli ocupa el puesto 17 de la tabla solo un punto por encima de los puestos que marcan el descenso.