Ocho temporadas después, Rubén Castro abandona la disciplina del Real Betis. El punta canario, de 37 años, se despide del cuadro andaluz tras acumular la friolera de 290 partidos y marcar 148 goles. El atacante aterriza en la UD Las Palmas, conjunto que le ha firmado por dos temporadas con opción a una tercera.

«El Club agradece a Rubén Castro su profesionalidad, compromiso y entrega a la camiseta verdiblanca, al tiempo que le desea la mejor de las suertes en sus próximos retos.​ Gracias por tanto, mito», indica el comunicado hecho público por el cuadro bético.