Con la sensación del deber cumplido. Así concluye Huub Stevens su experiencia como técnico del Stuttgart. El holandés acudió al rescate del cuadro alemán el pasado mes de marzo y diez partidos después se despide de la entidad tras certificar su permanencia en la Bundesliga.

«Vine aquí con el objetivo de mantener al VfB Stuttgart en la Bundesliga y nuestro acuerdo fue únicamente de diez partidos. Ha sido un tiempo muy intenso y uno de mis retos más difíciles como técnico. Estoy muy orgulloso por lograr nuestro objetivo», aseguró el preparador en el momento de entonar su despedida.