Neymar (27 años) fue penalizado la pasada temporada en Champions League después de unos comentarios contra el árbitro en la vuelta de los octavos de final contra el Manchester United (1-3). El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) decidió penalizar al brasileño con tres partidos.

Ahora el TAS ha tomado una nueva decisión después de la apelación presentada por el París Saint-Germain. En lugar de tres partidos sin jugar, se quedará fuera en dos. El organismo antes citado perdona de esta manera un encuentro al jugador que así regresará en la tercera jornada de la fase de grupos ante el Brujas.