Catalogado como uno de los arietes más prometedores del fútbol uruguayo, el joven Franco Acosta (18 años) ha abandonado las filas del Fénix para firmar un contrato de cinco temporadas y media con el Villarreal.

El versátil delantero (puede moverse por ambos costados del ataque o en posiciones más centradas), jugará de momento en el filial amarillo, aunque se espera que un breve espacio de tiempo pueda convertirse en una de las nuevas referencias ofensivas del primer equipo.

Según añade la web oficial del submarino amarillo, «Acosta es también un fijo en las categorías inferiores de la Selección Uruguaya, con la que jugó el Mundial Sub-17 y se proclamó máximo goleador del Sudamericano Sub-17 de 2013 (8 goles)».