Otro relevo a mitad de temporada que dices adiós al final de la misma en la Premier League. La idea de David Moyes no ha cuajado en un West Ham United que coqueteó hasta el final con el descenso y que, como primera medida, ha decidido prescindir del escocés. Equipo hundido y un bagaje de resultados en 31 partidos (9V, 10E, 12D) que no ha satisfecho las pretensiones de un club que al inicio del campeonato se vio con plantilla para pelear puestos europeos.

De esta manera, a través de su página web, y agradeciendo a Moyes todo su trabajo, los hammers anunciaban su decisión y establecían los requisitos, así como el plazo, que se da para que sus aficionados conozcan al nuevo inquilino de su banquillo: «Ya estamos tomando medidas para identificar y reclutar al gerente que creemos que puede llevar al West Ham United hacia adelante en línea con nuestras ambiciones. Nuestro objetivo es nombrar a una personalidad de alto calibre, que creemos guiará al club hacia un futuro emocionante para nuestros fieles seguidores, dentro de los próximos diez días».