Mediante un comunicado emitido durante la tarde de ayer, la junta directiva de la Federación Escocesa de Fútbol anunciaba el adiós de Gordon Strachan, técnico que llevaba las riendas de la selección desde enero de 2013.

La destitución tiene que ver con el hecho de que el combinado británico ha obtenido el tercer puesto en su grupo de clasificación para el Mundial de 2018 y se ha quedado sin opciones de participar en este torneo. Además de Strachan, también se marcha su principal ayudante, Mark McGhee.