Sin opciones de regresar a un Inter de Milán donde fue una decepción hace ya dos temporadas, Gabigol vuelve a emprender una nueva aventura deportiva en Brasil.

Tras haber estado cedido en el Santos en los últimos meses, el delantero de 22 años recala ahora en el Flamengo, que es el equipo que logra hacerse con sus servicios.