Una vez conseguido el ascenso, y como paso previo a su desembarco en las filas del Espanyol, el entrenador Rubí ha anunciado este mediodía que deja el Huesca al finalizar la temporada.

«Me voy muy satisfecho del trabajo que he realizado. Me he sentido muy querido, hemos hecho algo muy bonito. El club me ha enseñado muchas cosas. Estoy muy agradecido a esta ciudad. Xavi, Jaume y Manel también me acompañarán», afirmó el técnico.