Seis temporadas después, el asturiano Santi Cazorla ha puesto fin a su relación con el Arsenal. El centrocampista, que vive un calvario de lesiones desde el pasado curso, se despide del cuadro inglés tras acumular 180 partidos oficiales (29 goles y 45 asistencias). En principio, el jugador arrancará la próxima pretemporada con el Villarreal, conjunto que está dispuesto a darle una oportunidad si finalmente logra dejar atrás sus problemas físicos.

«Santi siempre ha sido uno de mis jugadores favoritos para ver. Su habilidad natural con ambos pies, su velocidad de pensamiento y movimiento fueron fundamentales para nuestras mejores actuaciones en los últimos años. Él juega con alegría y libertad, lo cual es muy raro. Le deseamos lo mejor para el futuro y le agradecemos su importante contribución a nuestro club», reconoció el presidente ejecutivo de los gunners, Ivan Gazidis.