Tras su fracaso en el Mundial con la Selección de Brasil, Luiz Felipe Scolari aceptó la oferta del Gremio de Porto Alegre para ser el entrenador de este equipo.

Ahora, apenas diez meses después, el conjunto brasileño ha anunciado la salida de este preparador, que de este modo se queda de nuevo en el paro.