El Sevilla también tiene tiempo para pensar en confeccionar la plantilla de su filial y así lo demuestran los movimientos realizados en las últimas horas. Por un lado, ha firmado la incorporación de Aitor Cantalapiedra, futbolista que llega procedente del Villarreal B tras disputar 47 partidos y anotar dos goles.

Por otro lado, los sevillistas han llegado a un acuerdo con el Real Valladolid para traspasar a Cotán. El medio centro ofensivo firmará por dos temporadas y los hispalenses se aseguran un derecho de tanteo sobre las ofertas que puedan llegar por el jugador en el futuro.