El Celta de Vigo pierde a uno de sus baluartes en el centro del campo. Stanislav Lobotka se marcha a la Serie A para reforzar el proyecto del Nápoles, comandado por Gennaro Gattuso tras la salida de Carlo Ancelotti (rumbo al Everton). Una escuadra partenopea que se enfrentará al FC Barcelona en los octavos de final de la Liga de Campeones. Por ahora, su imagen ha sido bastante más positiva en el Viejo Continente que en la competición doméstica.

De todos modos, el club de San Paolo desea mejorar sus prestaciones durante la segunda parte de la presente campaña. El eslovaco (25 años) ha demostrado con creces su potencial en el cuadro celeste, siendo una pieza fundamental en la medular. Su sociedad con Nemanja Radoja (Levante) siempre aportó un plus de seguridad al Celta, si bien es cierto que ambos han tomado la puerta de salida de Balaídos. Los gallegos deberán suplir la sensible baja de Lobotka, quien hará lo indecible para brillar con luz propia en la entidad presidida por Aurelio De Laurentiis.