Como se ha venido especulando a lo largo de los últimos días, el Mónaco ha decidido confiar las riendas de su destino en un momento complicado a una de sus leyendas. De manera que Thierry Henry es el elegido para suceder a Leonardo Jardim en el Principado.

El francés, ayudante hasta ahora de Roberto Martínez en la selección de Bélgica, emprende de esta manera su primer gran reto como preparador de una escuadra de primer nivel. Una gran oportunidad sin duda alguna para él porque podrá mostrar sus conocimientos en una de las grandes ligas del planeta. Firma por 3 temporadas.