El Málaga acaba de anunciar por sorpresa un fichaje que no estaba en casi ninguna quiniela, y con el que la escuadra andaluza tendrá un nuevo recurso ofensivo porque se trata de un jugador que reforzará el extremo izquierdo: Maxime Lestienne.

El belga de 25 años llega cedido desde el Rubin Kazan, de manera que podrá aportar su profundidad y velocidad a la escuadra de La Rosaleda.