El Real Betis ha hecho oficial la contratación de Bruno, procedente del Tenerife, para las próximas tres temporadas. Este se convierte así en el cuarto refuerzo verdiblanco de cara a la próxima temporada, después de haber quedado libre de su antiguo club. El central llega para apuntalar una línea defensiva que ha quedado bastante desprotegida.

El defensor de 24 años, jugó un total de 39 partidos la pasada campaña, en los que marcó dos goles. A pesar de su juventud, se convirtió en un fijo de la formación del equipo tinerfeño, lo que despertó el interés de varios equipos. El futbolista ha sido un objetivo claro del conjunto andaluz desde la llegada de Julio Velázquez. Será presentado hoy a las 13.30 horas.