El desembarco de Kepa en el Chelsea a cambio de los 80 M€ que constaban en su cláusula de rescisión comienza a significar un efecto dominó para otro futbolistas. El primero es Iago Herrerín, que no podrá volver a jugar en el Leganés en calidad de cedido, tal y como esperaban ambas partes.

Otro de los que también ha visto un cambio en su futuro es Unai Simón. Cedido en la disciplina del Elche, el jugador regresará a San Mamés, dándose por finalizada de forma anticipada su cesión en la escuadra ilicitana. «Agradecemos a Unai la profesionalidad mostrada durante su etapa en el Club y al Athletic Club su predisposición siempre a colaborar con nuestra entidad, dejando las puertas abiertas para futuros acuerdos entre Clubes», destaca el Elche en un comunicado.