«Todos los jugadores acaban pasando por el banquillo, pero hay que valorar y aprender de nuestros compañeros y darse cuenta de la suerte que tenemos de poder jugar. Un equipo no consta solo de once jugadores. Me gusta entrenar, superarme y luchar para jugar».

Estas declaraciones corresponden a Iker Casillas, quien ha hablado con Canal+ de la situación por la que atraviesa actualmente en el Oporto. El portero español suma 10 encuentros en este curso, pero en las últimas semanas ha sido relegado al banquillo y la titularidad en el equipo es ahora para José Sá.