Iker Casillas fue suplente esta semana en Champions League. Una decisión tomada por el entrenador del Oporto que ha despertado mucha polémica en Portugal. Aunque ahora se ha revelado el sorprendente motivo que habría provocado esta decisión de Sergio Conceiçao, según O Jogo.

El preparador considera que su implicación ha descendido considerablemente, y se le achacan cosas como estar constantemente consultando su teléfono móvil en las concentraciones. Unos argumentos sin duda sorprendentes que por ahora están en contra del ex del Real Madrid.