Pese a que ya había cerrado las salidas de Margairaz (FC Zurich) y Jokin Esparza (Huesca), el Osasuna podría haber tenido una baja inesperada el pasado Sábado de cara a la segunda vuelta del campeonato. Concretamente, se trata del riojano Santi Ezquerro, atacante de 32 años llegado el pasado verano a Pamplona y que ha disputado 9 encuentros en lo que llevamos de temporada (1 gol).

A este respecto, según destaca el Diario de Navarra, el atacante consideraba que la mejor opción era su salida inminente del club rojillo dadas las pocas oportunidades con las que ha contado a las órdenes de José Antonio Camacho y las cuales se verán reducidas con la llegada del zaragocista Antonio Hidalgo. Por este motivo, el jugador intentó buscar una salida de última hora a un club europeo, aunque ésta no pudo concretarse.