Ser el relevo de Monchi no es fácil y tras la difícil temporada que ha atravesado el Sevilla, a pesar de las buenas trayectorias en Copa del Rey y UEFA Champions League, el regusto que ha dejado su gestión no ha sido satisfactoria, destacando la escueta repercusión de la mayor parte sus fichajes. No obstante, Óscar Arias se mantiene fuerte en el cargo de director deportivo, viéndose preparado para acometer los diferentes movimientos de cara a la 18/19.

«Tengo contrato en vigor y me encuentro con fuerza y confianza para seguir adelante. Hay que entender que ha sido un año muy complejo a muchísimos niveles, difícil en muchos aspectos, con muchas circunstancias alrededor del equipo y el club. A pesar de ello creo que cuando termine la temporada, si entramos para Europa, el haber disputado una final, haber llegado a cuartos de la Champions 60 años después y estar un año más en Europa… creo que sería una temporada buena», recalcó el directivo para Radio Marca. Solo faltaría comprobar si su versión contrasta con la opinión del gerente del club, José Castro.