Después de haber compartido vestuario con él durante la mitad de la pasada temporada, el ghanés Kevin-Prince Boateng no ha dudado en atizar a su excompañero en el FC Barcelona Osumane Dembélé. Lo ha hecho en una entrevista a la revista germano Sport Bild, donde afirmó que «Dembélé es como un niño para mí. Tienes que aceptarlo como es y sí, puede que llegue tarde a los entrenamientos de vez en cuando. Hay jugadores que lo hacen para desafiar pero con él es diferente. Simplemente es como un niño pequeño».

«El problema, y no solo con Dembélé, es que los futbolistas jóvenes profesionales ganan demasiado dinero. No puede ser que un joven que tiene 18 años gane 4 M€ netos al año. Y si percibe eso, el dinero debe ser invertido al momento de tal modo que él lo vea lo menos posible» añadió el que fuera jugador del FC Barcelona antes de insistir en que Dembélé «Para mí sigue siendo un niño que fue lanzado a una piscina gigante. Costó 150 M€ de la noche a la mañana y ni siquiera entiende cómo funciona todo».