Pablo Insúa considera que la temporada pasada su progresión sufrió un parón debido a que disputó 18 partidos, en contraste de los 40 de las dos anteriores. Con sólo 21 años y un futuro prometedor por delante, este curso lo tendrá aún más difícil ante las nuevas incorporaciones en defensa del Deportivo de la Coruña. El joven zaguero no quiere resignarse a ver los partidos desde el banquillo o la grada y por ello ha solicitado al club que le busquen una cesión.

Esta información de La Voz de Galicia detalla que el técnico del equipo, Víctor Sánchez del Amo, da el visto bueno a que el canterano salga en busca de minutos. El Lugo estaría encantado de acogerlo en su plantilla, puesto que el equipo busca reforzar la posición de central y para solucionar esta carencia busca la llegada de un jugador cedido. Además, entre el Deportivo de la Coruña y el Lugo existe una buena relación institucional que facilita que el segundo acoja piezas que no tienen hueco en el primero.