Sin equipo desde que saliera de Boca Juniors, y aunque se especuló con que podría estar negociando con el Chievo Verona, Pablo Osvaldo ha decidido retirarse del fútbol.

A sus 30 años el goleador cuelga las botas, y según ha confirmado su representante seguirá ahora trabajando pero en otra faceta muy distinta, la música.