El guardameta del Espanyol habló claro tras el encuentro frente al Valencia sobre su deseo de futuro, algo que no espera que pase lejos de Barcelona: «Me quiero quedar, pero las cosas se deben decidir con tiempo, no se puede hacer todo con tanta prisa».

En declaraciones recogidas por el periódico Sport, Pau López pareció aquejar la presión por su renovación asegurando que «hace dos días que tengo una propuesta y hay tiempo para pensar, hablar y sentarnos. No se puede pretender que conteste en dos días». Con la intención del portero de renovar, parece que los pericos podrán respirar tranquilos y tener cubierta la portera para rato.