El Eibar va a cumplir el pacto que alcanzó durante el pasado periodo estival de traspasos con Las Palmas por Pedro Bigas, por lo que pagará los 3 M€ para hacerse con los servicios del zaguero nacido en Palma de Mallorca. El acuerdo establecía que la cesión tendría que convertirse automáticamente en opción de compra obligatoria si el cuadro armero se matenía en LaLiga Santander, algo que los hombres de José Luis Mendilibar han conseguido con solvencia.

Bigas y el Eibar deberán acordar los términos del contrato que le va a vincular con el club presidido por Amaia Gorostiza, aunque da la sensación que firmará para las próximas dos campañas. Se trata del mismo caso que afrontará el Real Valladolid con Pablo Hervías, centrocampista precisamente cedido por los de azul y grana al plantel pucelano, cuyo acuerdo también obligaba a la opción de compra si los de Sergio González se salvaban (como hicieron el pasado domingo en Vallecas). El balear, que hoy en día está lesionado, ha disputado 10 encuentros, sumando 584 minutos en la competición doméstica y otros 180 minutos en la Copa del Rey (dos duelos).