A la posible marcha de Takashi Inui al término de la campaña actual podría sumarse el de la figura de Pedro León. Al igual que el japonés, el murciano acaba contrato el próximo 30 de junio y no parece que por su cabeza pase la idea de continuar en las filas armeras a pesar de que esta sí sería la idea del club. Con 31 años y con un rendimiento que ha ido a más desde que militaba en el Getafe, el futuro le tendría preparado otro destino al que sí aspiraría el jugador. A pesar de haberse perdido toda la temporada hasta el pasado 24 de febrero, cuando hizo su reaparición, ya se ha hecho con un puesto en el once, devolviendo la confianza por Mendilibar con dos asistencias.

Según Mundo Deportivo, la idea del futbolista actualmente del Eibar pasa por vincular los próximos años de su carrera a un equipo que ocupe un peldaño más en cuanto a aspiraciones. Centrocampista con cualidades de desborde y reconocido gran pasador, la ventaja ante una posible llegada, puesto que recalaría gratis allá donde fuese, juega un papel fundamental para que valoren aquellos posibles candidatos a incorporarle.