«No he llamado a ningún jugador. Sé que hay guerras que están perdidas de antemano. Conozco esta casa y quién mueve por aquí. A mí nadie me ha contrastado esas informaciones. Llamé a Thiago. Hace tres años llamé a Neymar para que fichara por el Barça. Luego me enteré en Nueva York que no estaba cerrado e intenté decirle si podía venir al Bayern, pero le dije que si podía ir al Barça fuera al Barça. Y este verano ni llamé a Messi, ni a Busquets, ni a Iniesta, ni a Neymar, ni a nadie. Llamé a Ter Stegen, él decidió seguir y luego hablamos con Bravo. Y tendría todo el derecho a llamar, pero no llame a Messi. En su caso, lo que más deseo es que acabe su carrera aquí».

Así de contundente se ha mostrado Pep Guardiola en la rueda de prensa previa al partido del FC Barcelona y el Manchester City mañana en la Liga de Campeones. El entrenador de los sky blues ha querido aclarar las informaciones sobre los jugadores azulgranas que quiso en su nuevo proyecto y ha afirmado que solamente pretendió al portero Ter Stegen antes de fichar a Claudio Bravo.