Cuando en 2016 se hizo cargo del Manchester City, Pep Guardiola tomó una primera decisión controvertida que fue la de prescindir de Joe Hart. El portero inglés era uno de los emblemas del club, pero el catalán no tuvo reparos a la hora de gestionar su salida. Y ha hablado ahora del asunto.

«Fue la decisión más dura que he tenido que tomar como entrenador porque, en el poco tiempo que estuvimos juntos, fue muy profesional en la forma en la que reaccionó. Normalmente, un jugador piensa en sí mismo, en sí mismo, en sí mismo… No es fácil, pero Joe se puso en mi posición y dijo que lo entendía perfectamente. Por eso aprecio mucho su comportamiento y el de su agente y su círculo cercano. Sé lo difícil que fue para los fans y para la gente del club. Era un portero increíble y tenía resultados increíbles. Es parte de la historia y la gente aprecia lo que ha hecho aquí. Siempre le desearé lo mejor. Se lo dije en privado y lo digo en público», afirmó el técnico.