Pepe dejó el Real Madrid en 2017 tras conseguir la Champions League en Cardiff, aprovechando que terminaba su contrato con el cuadro blanco. El portugués puso punto y final a una etapa de diez años y terminó recalando en el Besiktas turco, donde sigue.

Aunque parece que por poco tiempo, de acuerdo con una información del diario Marca. Y es que el luso habría rescindido contrato con la entidad de Estambul, que no podría hacer frente a su elevada ficha. Por tanto a sus 35 años sería una gran oportunidad en el mercado de invierno.