Aunque puso en enero rumbo al FC Barcelona dejando el Liverpool, Philippe Coutinho sigue guardando cariño a los reds. Y es que este verano no dudó en facilitar un fichaje del combinado de Anfield, concretamente el de su compatriota Alisson, portero que llegó desde la Roma.

«Coutinho fue clave en que me decantara por dejar la Roma y llegar a Liverpool. Durante el Mundial estuvimos muy concentrados en el torneo, así que no hablamos de ello, pero las negociaciones estaban en curso desde antes. De hecho, hablé con Coutinho antes del torneo. Hablamos a cerca del club, la estructura y el cuerpo técnico», ha desvelado el arquero en declaraciones a The Guardian.