La decisión que tomará Iván Marcano respecto a su futuro tiene a la expectativa a diversos clubes españoles entre los que se encuentran el Valencia y el Sevilla, pero también a su propio equipo, el Oporto, cuyo deseo es renovar al jugador. Pinto da Costa, presidente de los dragones azules, respondía así sobre la situación del central en una entrevista concedido a O Jogo: «Termina el contrato, estamos en conversaciones con el representante de Marcano y queremos que se quede porque es un jugador que apreciamos mucho. Pero si no tenemos posibilidad de renovar con él, no lo voy a apartar del equipo, ya que tengo la seguridad de que Marcano va a ser serio hasta el último día. [...] No temo que marche al Benfica, pero si no podemos quedarnos con él y va a parar allí, ¿qué puedo hacer? Lo que no voy a hacer es pagar lo que no puedo. Eso no lo hago de ninguna manera».

El central cántabro es un fijo en el once del cuadro luso, donde tienen depositada total confianza en el jugador de 30 años. Su pérdida es una realidad que no quieren afrontar, aunque todo apunta a que el futbolista desea regresar a España para continuar su carrera.